PSICOTERAPIA DEL LIDERAZGO

Llevo años trabajando con personas que lideran grupos, equipos, proyectos, organizaciones, instituciones o partidos políticos en ámbitos tan diversos como el deportivo, el pedagógico, el artístico, etc.

De un modo más especifíco trabajo con responsables del ámbito político. A pesar de la especificidad del liderazgo político, que ha de ser atendido adecuadamente, soy de los que creen que la base de dicho liderazgo es común al ejercido en otros ámbitos sociales.

En el desarrollo del liderazgo correlacionan diversas variables. Digamos que las características de la persona y el contexto a liderar son las fundamentales. Y de estas dos, sin ningunear en absoluto la segunda, considero que el mayor peso factorial lo ejerce la persona y su personalidad.

Las personas seguras de sí mismas, que tienen convicciones firmes y capaces de comprometerse con un ideal pueden ser líderes. Desde ahí, es imprescindible que se conozcan a fondo. La base de la seguridad personal la da el autoconocimiento, el reconocimiento y la aceptación de sí mismo.

Las creencias personales generadas a lo largo de la vida subyacen en las actitudes presentes del/a líder. Cuando una persona ejerce la responsabilidad de un liderazgo es muy probable que se activen dinamismos narcisistas que pueden resultar ambivalentes si no se conocen suficientemente.

Existe un ámbito de trabajo psicoterapéutico imprescindible relacionado con el mundo de las motivaciones conscientes y fundamentalmente las inconscientes (poder, dominio, jerarquía, etc). Soy consciente de la existencia de zonas oscuras que limitan el ejercicio del liderazgo.

Liderar grupos, procesos y tareas con otras personas exige conocer a fondo la propia personalidad y sus rasgos, para desde ahí ser consciente de la importancia de conocer a fondo a los miembros del grupo que lideras y su contexto.

En definitiva, el buen y eficiente desarrollo del liderazgo demanda una Psicoterapia del Liderazgo que abarque a esa persona desde lo profundo de su identidad, biografía y personalidad.

 

Fdo: Miguel Angel Gimeno Gurpegui